Posicionamiento del Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto Bolivia ante la abrogación del Código del Sistema Penal

,

Las feministas, organizaciones, instituciones y activistas que conformamos el Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto Bolivia, ha sido creado para demandar al Estado Boliviano el espeto a las decisiones reproductivas de las mujeres.

Nos motivaron sobre todo las cifras de mortalidad materna que cada año se producen en el país como consecuencias de los abortos practicados en condiciones de riesgo, Bolivia tiene el peor índice de mortalidad materna en Sudamérica, según la OPS las cifras de muertes maternas en Bolivia son cuatro veces más altas que la de los países vecinos de la región. Datos publicados por el Ministerio de Salud reflejan que el aborto inseguro es la tercera causa de muertes maternas en el país, y en departamento como Cochabamba es la primera causa de estas muertes. Estas muertes de mujeres pueden ser evitadas con políticas que eliminen las restricciones legales para acceder a abortos seguros. Además de la necesidad de reducir la mortalidad materna nos impulsaron otras razones.

  • Las mujeres somos sujetas de derecho, no admitimos que el Estado administre nuestras vidas, las decisiones sobre la maternidad que involucran nuestros cuerpos y proyectos de vida, no pueden exceder a la voluntad de las mujeres.
  • Cuando el Estado utiliza el poder represivo para sancionar a las mujeres por practicarse abortos justifica las condiciones que generan las violencias, expresa su carácter patriarcal y se apropia de nuestras libertades.

Por estas razones que son de cuidado de la vida de las mujeres, libertad, dignidad, autonomía y Derechos Humanos entendimos el Código del Sistema Penal como una oportunidad para eliminar una figura medieval fundamentalista y arcaica de la política penal boliviana y exigimos la despenalización del aborto. Sin embargo en la Ley promulgada no logramos este propósito y se ampliaron las causales que ya existían en el Código Penal que continua estando en vigencia. La despenalización del aborto es una necesidad fundamental para entender de manera integral la despatriarcalización del Estado, las acciones serias para prevenir las violencias y luchar contra los feminicidios y toda forma de discriminación hacia las mujeres.

Exigimos que en el tratamiento que se dará a esta norma fundamental para la justicia y los Derechos Humanos en Bolivia, prevalezca la protección a los derechos de las mujeres y se tomen en cuenta los datos de la realidad boliviana y las recomendaciones de los organismos de Derechos Humanos realizadas al Estado boliviano por diversas instancias internacionales y de Naciones Unidas referidas a la eliminación de barreras legales que impiden el acceso a abortos seguros, asimismo se adopten medidas efectivas de prevención de embarazos no deseados y de abortos inseguros toda vez que la criminalización a todas luces no es el camino. En Bolivia las mujeres abortan, se estima que cada año se practican aproximadamente 60 mil abortos en el país, según datos del UNFPA.

Penalizar esta práctica es parte de los mandatos de género misóginos patriarcales que consideran que las mujeres no somos capaces de tomar decisiones de manera libre y autónoma, no corresponden a un Estado Plurinacional que respeta las diversidades y que no puede legislar sobre principios moralistas o religiosos.

Rechazamos las campañas de odio, mentira, misoginia y racismo protagonizadas por grupos anti derechos, fuertemente promovida por muchos medios de comunicación y redes sociales que impidieron el avance y la ampliación de causales en el Código del Sistema Penal aprobado en el mes de diciembre. Esta Norma además contenía una nueva forma de entender la justicia penal acorde a las demandas que planteamos ciudadanas y ciudadanos en la Cumbre Nacional de justicia. Como Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto en Bolivia nos mantendremos vigilantes.

Rechazamos cualquier negociación con grupos que tienen como objetivo discriminar a las mujeres y controlarlas evitando sus libres determinaciones sobre su vida sexual y su vida reproductiva. Seguiremos vigilantes ante cualquier riesgo de retroceso en materia de derechos humanos, tenemos un marco constitucional que nos protege, por lo que llamamos a autoridades legislativas y ejecutivas a preservar el espíritu del Código del Sistema Penal abrogado e impedir retrocesos que implican muertes y discriminación para las mujeres en el país.

Como Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto en Bolivia nos mantendremos vigilantes.